El presidente de Rusia, Vladimir Putin, visitó este domingo en forma sorpresiva Mariúpol, la ciudad devastada por los bombardeos y capturado por Moscú unos meses después del inicio de la invasión a Ucrania.

El gobierno de Kiev denunció el “cinismo” y la “falta de remordimiento” del mandatario.

Se trata del primer viaje de Putin a Ucrania desde el inicio de la invasión, el 24 de febrero de 2022.

La ciudad de Mariúpol, situada en la región oriental del Dombás, quedó devastada tras meses de asedio de las fuerzas rusas, que la capturaron en mayo de 2022.

Según las imágenes difundidas por la televisión estatal rusa, el viaje tuvo lugar por la noche. El mandatario ruso llegó a Mariúpol luego de visitar el sábado Crimea, en el aniversario de la anexión de esa península por Moscú en 2014.

Ante la novedad, la reacción de Kiev fue inmediata. “El criminal siempre vuelve a la escena del crimen (…) el asesino de miles de familias de Mariúpol vino a admirar las ruinas de la ciudad y (sus) tumbas. Cinismo y falta de remordimiento”, declaró el consejero de la presidencia ucraniana, Mijailo Podoliak.

“El criminal internacional Putin visitó la Mariúpol ocupada, de noche probablemente para no ver a la luz del día la ciudad muerta por su ‘liberación’”, escribió el consejo municipal ucraniano de la ciudad en Telegram.

Por su parte, el Ministerio ucraniano de Defensa declaró que el mandatario ruso visitó a Mariúpol “como un ladrón (…) al amparo de la noche”.

PUTIN, CON PEDIDO DE CAPTURA POR CRÍMENES DE GUERRA

Las visitas se produjeron después de que la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya, emitiera el viernes una orden de captura contra Putin, por la deportación de niños en zonas de Ucrania ocupadas por Rusia.

En un comunicado, el tribunal dijo que Putin “es presuntamente responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población (niños) y del traslado ilegal de población (niños) de las áreas ocupadas de Ucrania a la Federación Rusa”.

Una orden similar emitió contra Maria Alekseyevna Lvova-Belova, Comisionada para los Derechos del Niño en la Oficina del Presidente de la Federación Rusa, por acusaciones similares.

La CPI dijo que su sala de instrucción encontró que había “motivos razonables para creer que cada sospechoso es responsable del crimen de guerra de deportación ilegal de población y transferencia ilegal de población de áreas ocupadas de Ucrania a la Federación Rusa, en perjuicio de niños ucranianos”.

Facebook Comments Box